• GeorgeX

Aquí sobran hombres... 10 voluntarios en dos de los principales SEX CLUBS para hombres en México.


Curiosos, morbosos, exploradores, calientes, adictos a la excitación... así solemos ser, el ser humano en su naturaleza siempre está activo con la intención de buscar nuevas aventuras y situaciones que complazcan nuestra necesidad de sexo o simplemente momentos que nos den placer y no me refiero únicamente a una penetración. En mi caso, suelo ser muy morboso y caliente, siempre ando buscando situaciones que me lleven al límite, que me pongan dura la verga. Uno de esos actos es el hacer fotografía homoerótica en la cual tengo a hombres puestos y dispuestos a mis pies, a complacer mis peticiones y a alimentar mi necesidad de estar ante impulsos y reacciones provocados por la excitación. Pero también hay otras cosas que me llevan al mismo nivel como el visitar baños de vapor públicos y pagar para que me den masajes, pasar por las calles en las cuales hay hombres ofreciendo sus servicios sexuales, verlos ahí parados tocándose el bulto, otros con el pito erecto sacudiéndolo de un lado a otro en plena calle, entrar a los vestidores de las tiendas para tratar de observar a hombres cambiándose la ropa, en los sanitarios de los centros comerciales me gusta sentarme en los cubículos y gozar de las siluetas de los hombres meando en el reflejo del piso... debo confesar que me ha tocado verlos masturbándose.


Y así son algunas de mis actividades recreativas que me alimentan el alma y el corazón, y ¡OJO!, no he mencionado la penetración, honestamente no es algo que me ENCANTE, prefiero mil veces vivir algo de lo antes mencionado. Y ya que estamos confesándonos... una de las cosas que más me ha causado placer, es el visitar diversos SEX CLUBS para hombres, me he dado la oportunidad de acercarme y tener contacto físico y sexual con otras personas que comparten la misma ideología.


Es MARAVILLOSO el poder conectar con algún desconocido, no saber ni su nombre. Recuerdo que una vez que visité LA CASITA, había un hombre grande, robusto, con camisa blanca y barba pronunciada sentado en uno de los sillones del primer piso. Me acerqué a él y nuestro primer contacto fue abrazarnos, jamás nos desvestimos, nos besamos, nos acariciamos y volvimos a ese abrazo que duró minutos, nunca había experimentado algo así, fue el abrazo más cálido y penetrante que había recibido en mi vida. No te toqué la verga, no le chupé los huevos... únicamente nos abrazamos, no hablamos, nos respiramos, no supe quién era ya que la falta de luz en los pasillos interminables de LA CASITA volvió todo más íntimo y misterioso al quedarme en mi mente con un pequeño fragmento de él que logré interpretar entre la oscuridad... y también es placentero estar en uno de los cubículos sin nada de luz con uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete hasta diez hombres metiéndote la mano por todo el cuerpo.


Otro de mis lugares favoritos es TEPOZSPA, un spa para hombres ubicado en el maravilloso Tepoztlán con alberca, jacuzzi, sauna, vapor, casilleros, cuartos privados, masajes... Y sí, todo suena perfecto y lo es. Antes de decidir que aquí quería hacer las fotos, lo visité y disfrute de su ambiente, tiene en sus instalaciones un misterio vintage que me vuela la cabeza. Imagínense dar un beso negro al borde de una alberca, estar rodeado de pitos erectos en un jacuzzi al aire libre, mientras estar dando unas mamadas ver al cielo y observar a lo lejos al Cerro del Tepozteco... no es exageración pero para mi es demasiada inspiración y relajación estar todo excitado rodeado de la naturaleza. Además debo confesar que los hombres que están haciendo la jardinería o limpiando la alberca son de esos chacales HERMOOOOOSOS que te voltean a ver disimuladamente mientras andas desnudo por los pasillos.


Me queda claro que en este tipo de lugares

¡NADIE ES NADIE,

TODOS SOMOS TODO...

AQUÍ SOBRAN HOMBRES!.


A principios del 2020... decidí contactar a TEPOZSPA y LA CASITA para que me permitieran entrar con mi cámara y todo mi morbo a sus instalaciones, para hacer una exploración fotográfica a través de mi ojo, de mi experiencia y de mis vivencias en cada lugar. Afortunadamente logré mi cometido, ambos lugares me abrieron las puertas para hacer mi trabajo. Inmediatamente realicé una convocatoria en redes sociales para buscar a los 10 hombres que pertenecerían a mi galería especial AQUÍ SOBRAN HOMBRES. Esos voluntarios son hombres que yo nunca había fotografiado, no hubo un requerimiento a cumplir únicamente que fueran libres y que compartieran conmigo el gusto por este tipo de lugares.


Aquí les traigo la primera parte/introducción a mi galería especial, tanto TEPOZSPA y LA CASITA tendrán su publicación por separado e individual en una segunda (LA CASITA) y tercera (TEPOZSPA) parte, para poder mostrarles a ustedes un breve e inquietante recorrido por sus pasillos llenos de semen, manos, sudor y excitación. Por ahora es una breve selección de todo el material realizado.


Me quedo sorprendido ya que jamás imaginé que por un largo tiempo me quedaría sin poder disfrutar de esta libertad de hacer fotografías, hicimos ambas sesiones en febrero 2020 sin imaginar lo que se vendría. Hoy domingo 20 de septiembre te quiero compartir parte de mi trabajo, del esfuerzo y disposición que tuvieron los 10 voluntarios, el tiempo y valor que ambos lugares me destinaron para entrar y hacer mis travesuras, la idea principal era que AQUÍ SOBRAN HOMBRES se expusiera de manera física en ambos lugares con su evento de presentación para poder estar TODXS igual que los modelos de las fotos... en calzones blancos y disfrutar juntos de este trabajo, pero desafortunadamente por la situación en la que vivimos se tuvo que detener ese excitante y húmedo plan. Deseo con todo mi ser que disfrutes de la INTRO de AQUÍ SOBRAN HOMBRES.


Gracias a esta galería especial, pude descubrir que la misma energía que yo he vivido al visitar ambos lugares de manera personal... logré percibirla ahora en el mundo profesional. Esa intriga de los visitantes, la tensión sexual, miedo, incertidumbre de lo que te vas a topar allá adentro lo viví con mis modelos, ellos llegaron y no sabían a lo que iban, no sabían con quién iban a compartir el tiempo y espacio. Compruebo que ante impulsos y situaciones sexuales... podemos ser tan vulnerables como atrevidos y unas fieras sexuales.



TEPOZSPA

con la participación de:

Luis Camal, Marcelo Chavira y Eduardo San Patrono


LA CASITA

con la participación de:

Erick Pachón, Samuel Cuahonte, César Robles, Franco Ruiz, Ulrich, Alejandro Isaza y Erick Cid

Gracias a La Casita, Tepozspa y a los 10 voluntarios.

¡Nos vemos pronto con la segunda y tercera parte de AQUÍ SOBRAN HOMBRES!

11.631 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo